Category Archives: Pensamientos y Reflexiones

TRABAJE Y DESCANSE CON INTELIGENCIA

Autor desconocido
Presentado por: Félix Miranda Quesada

Una vez estaba un grupo de hombres, un joven y valiente joven con un gran  número de hombres maduros, realizando trabajos con madera en la jungla, entre estos, talando y cortando árboles.

El valiente joven era siempre un buen trabajador, siempre continuaba trabajando durante su hora del refrigerio y se quejaba que los demás hombres estaban siempre gastando su tiempo, tomando refrigerios  varias veces en el día y charlando.

Conforme el tiempo pasaba el joven noto que, a pesar de que trabajaba durante su hora del refrigerio y difícilmente tomaba un descanso, los hombre viejos estaban cortando la misma cantidad de árboles que él y, a veces, hacían más que lo que él hacía. Así que decidió trabajar más duro el día siguiente. Desafortunadamente los resultados fueron aún peores.

Un día, uno de los hombre más viejos lo invitó a un trago durante el tiempo del refrigerio. El joven se rehusó y dijo que él no tenía tiempo extra para desperdiciar. El viejo le sonrió y dijo “es simplemente un desperdicio de tiempo mantenerse cortando árboles sin afilar el hacha. Tarde o temprano te rendirás exhausto puesto que gastarás más energías”. De repente el joven se dio cuenta que realmente durante los ratos que los ratos de descanso que los hombres parecían tener y mientras charlaban, estaban también afilando su hacha a mismo tiempo y era así como ellos podían cortar más rápido que él y gastando menos tiempo. El hombre viejo le dijo “lo que necesitamos es ser  eficientes haciendo uso de nuestras habilidades y destrezas, de forma inteligente. Solo entonces podemos tener tiempo para hacer otras cosas.”

La moraleja de la historia es: “Tomar un corto descanso durante el trabajo, lo hará sentirse más fresco, pensar mejor y trabajar mejor después del descanso (o será solo buscar una excusa para tomar un descanso?).

Tomar un descanso no es detener el trabajo, sino descansar y repensar la estrategia a seguir, desde otro ángulo. Piense inteligentemente, trabaje inteligentemente y descanse inteligentemente.

LAS SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO

Presentado por: Félix Miranda Quesada
De Autor desconocido

sietemaravillas

Las Siete Maravillas del Mundo.

A un grupo de estudiantes se le pidió que hiciera una lista de las que pensaban eran las siete maravillas actuales del mundo. A pesar de que hubo algún desacuerdo, las siguientes fueron las que obtuvieron más votos:

  1. Las Grandes Pirámides de Egipto
  2. El Taj Mahal
  3. El Gran Cañón
  4. El Canal de Panamá
  5. El Edificio Empire State
  6. La Basílica de San Pedro
  7. La Gran Muralla China

Mientras se contaban los votos, el maestro notó que una estudiante tranquila, aún no le había dado devuelto su papel. Así que le preguntó a la estudiante si estaba teniendo algún problema con la lista. La niña respondió, “Sí, un poco. No podía decidirme porque eran muchas.”

El maestro dijo, “Bueno, díganos lo que tiene y tal vez nosotros podamos ayudarla.” La niña vaciló un poco, luego leyó, “Pienso que las Siete Maravillas del Mundo son:

  1. Tocar
  2. Saborear
  3. Ver
  4. Oír

Vaciló un poco y luego añadió

  1. Sentir
  2. Reír y
  3. Amar

La sala se llenó de tal silencio que se podía haber escuchado un alfiler al caer.

Esas cosas que pasamos por alto como simples y vemos como “ordinarias”, son verdaderamente maravillosas.

Un breve recordatorio de que las cosas más preciosas y preciadas están delante suyo: su familia, su fe, su amor, su buena salud y sus amigos.

Atesóralas.

LAS DESGRACIAS SUCEDEN

Compartido por:
Félix Miranda Quesada

Era una muy fría noche de invierno. Un gorrión había pasado dos noches fuera con solamente el escaso refugio de un árbol. Decidió que no podría sobrevivir una tercera noche, así que dejó el árbol para encontrar un mejor refugio.

Conforme volaba se enfriaba más y más, hasta que sus pequeñas alas se congelaron y cayó al suelo. Conforme yacía congelándose se dio cuenta que su final estaba cerca y suplicó para que la muerte llegara pronto.

De repente, en su estado semi inconsciente, tuvo un sentimiento de estar envuelto en un cobertor caliente.

Recobró la conciencia para darse cuenta que una amistosa vaca había colocado un depósito de lujo (excremento) a su alrededor.

El calor le dio una nueva oportunidad de vida y la comodidad del gorrión lo hizo sentirse feliz y empezó a cantar.

Un gato que pasaba escuchó el canto, localizó el bulto, apartó cuidadosamente el excremento para dejar al descubierto el pequeño gorrión, y rápidamente se lo comió.

Quienes hacen daño no siempre son enemigos

Quienes hacen daño no siempre son enemigos

Hay tres moralejas para esta historia:

  1. Si alguien te echa estiércol, no es, necesariamente, tu enemigo.
  2. Si alguien te saca del estiércol, no es, necesariamente, tu amigo.
  3. Si estás en el estiércol y estás feliz, mantén tu boca cerrada.

Dicho de una manera más fina:

  1. Si alguien te hace daño sin saberlo, no es necesariamente tu enemigo.
  2. Si alguien traba de ayudarte, no es necesariamente tu amigo.
  3. Aún si no estás en una muy buena condición, pero eres feliz, mantén tu boca cerrada y está atento a lo que te rodea.

Todos podemos mirar las cosas con una perspectiva diferente y también estar conscientes de lo que está a nuestro alrededor.

HISTORIA DE LA RANA Y EL PODER DE LAS PALABRAS

 

(Autor desconocido)

Compartido por
Félix Miranda Quesada

Un grupo de ranas viajaban a través del bosque, y dos de ellas cayeron en un pozo profundo. Todas las otras ranas se reunieron alrededor del pozo. Cuando vieron lo profundo del pozo, les dijeron a las dos ranas que se dieran por muertas.

Las dos ranas ignoraron los comentarios e hicieron lo mejor de su parte para saltar fuera del pozo, usando todas sus fuerzas. Las otras ranas continuaban diciéndoles que no continuaran, que mejor se dieran por muertas.

Finamente una de las dos ranas prestó atención a lo que decían las demás,  se dio por vencida y murió dentro del pozo. La otra continuó saltando tan fuerte como pudo. Una vez más la multitud de ranas le gritaba que se detuviera que no continuara con el dolor por el esfuerzo y se dejara morir. Pero la rana saltó aún más fuerte y finalmente salió.

Lo que ocurrió fue que esta rana era sorda y por lo tanto incapaz de escuchar la súplica de las demás. Pensó que le habían estado dando ánimo todo el tiempo.

El Poder de las Palabras

El Poder de las Palabras

Esta historia enseña dos lecciones:

Hay poder de vida y de muerte en la lengua. Una palabra de ánimo a alguien que está desanimado puede animarlo y ayudarlo a superar su día.

Una palabra destructiva a alguien que está decaído, puede ser lo que lo conduzca a la muerte.

Sea cuidadoso de lo que dice. Hábleles de vida a quienes se cruzan en su camino. El poder de las palabras… A veces es difícil entender que una palabra de aliento puede ayudar a recorrer un largo camino. Así que de ahora en adelante, piense antes de hablar. Recuerde y reconozca el poder de las palabras.

PREGUNTAS QUE TRANSFORMARÁN TU VIDA

Por:
Félix Miranda Quesada
Consultor

Respondiendo preguntas que cambiarán su vida

¿Qué cosa o tarea puedo hacer hoy, que no quiero hacer, aunque sé que si la hago me impulsará al logro de mi meta?

Cuando responda esta pregunta, trate de ser bien específico y sincero. Verá el extraordinario impulso que la respuesta a esta pregunta, le dará a su vida.

LOS MITOS IMPIDEN EL ÉXITO

El Mito de las riquezas
Félix Miranda Quesada, Consultor

¿Quién no desea ser exitoso? Ser exitoso no está limitado a un propósito en particular. Varía de una persona a otra o un grupo de personas a otro grupo, el campo en el que desean ser exitosos. Pero aún las personas más conformistas desean el éxito en alguna actividad o campo o forma.

Es probable que usted haya encontrado un sin número de obstáculos que le han impedido, de alguna forma, el éxito. Todos los hemos tenido. Pero más que obstáculos, podemos afirmar que en la mayoría de los casos, aquellas cosas que impiden nuestro éxito, pueden ser catalogados como mitos. Identifique cada uno de esos puntos que considera un obstáculo y que no lo dejan avanzar y probablemente descubrirá que, realmente son mitos que usted debe superar.

El mito de la riqueza

El concepto de riqueza es algo relativo, ya que esta no se mide por una cantidad determinada de dinero, sino por la capacidad para cubrir sus necesidades, metas o sueños. Quien en su niñez y juventud no tuvo calzado, cuando lo llega a tener ha incrementado su riqueza; quien viajó a la escuela a pie y descalzo y ahora lleva a sus hijos a la escuela en coche, ha aumentado su riqueza. Además, la riqueza no está circunscrita únicamente al dinero, sino a otros campos como el laboral, el campo social, el cultural y muy importante, el campo espiritual.

Uno de los mitos sobre las riquezas es que “los ricos son codiciosos”. Entonces, nos aterra caer en el campo de la codicia que, en algunas religiones es considerada pecado capital y además, la codicia se prohíbe en algunos textos sagrados de diferentes religiones. Por lo tanto, algunas personas optan por alejarse de cualquier actividad que pueda llevarlos a aumentar su riqueza.

Pero debemos saber que la codicia depende, no solo de las metas que se tengan o lo que se desee obtener, sino también de los medios por lo que se pretende obtener. Ser rico o tener suficiente no significa necesariamente ser codicioso o avaro, viviendo siempre ansioso por tener más de lo que como persona ya se tiene. He ahí el mito. Se ha demostrado que en la mayoría de los casos, son las personas pobres las que caen en el vicio o error de la codicia. Porque, por lo general, la crítica hacia los ricos, acerca de la codicia está referida al dinero, con el cual, se dice, se puede obtener lo que se desea. Pero el dinero no es problema para la gente rica. Lo es más para la gente pobre.

Entonces, la gente con recursos, no necesita esforzarse demasiado para conseguir mayores cantidades de dinero que el que ya tienen. Pero tampoco pueden descuidar lo que tienen y es ahí donde se crea el mito de la codicia, lo que, como mito, asusta a los que desean ser exitosos, sobre todo a algunas personas con un gran sentido de la espiritualidad, que, con buena intención, procuran no caer en el mal, aunque tengan necesidad.

Se puede afirmar que cualquier persona se puede convertir en codiciosa si su objetivo principal es el dinero, porque indudablemente, el dinero puede causar muchos problemas sociales y en las relaciones diarias, e incluso, no se puede negar, puede causar un cambio negativo en algunas personas.

Moralejas:

No solo los ricos pueden ser codiciosos, también los pobres y necesitados.

Tener las aspiraciones correctas y lograrlas por medios honestos, no es codicia.

UNA HISTORIA DE DETERMINACIÓN

Brooklyn-bridge-lrEn 1870, un creativo ingeniero de nombre John Roebling tuvo la idea de construir un puente espectacular el Puente de Brooklyn, el más famoso de Nueva York. Sin embargo los expertos en construcción de puentes alrededor del mundo pensaban que esta era una hazaña imposible y le dijeron a Roebling que se olvidara de esa idea. Según ellos, simplemente no se podía hacer, no era práctico y no se había hecho algo así nunca antes.

Roebling no podía ignorar la visión que había tenido en su mente sobre este puente. Pensaba en ello y sabía en lo profundo de su corazón que se podía hacer. Solo tenía que compartir el sueño con alguien más. Después de mucha discusión y persuasión se las arregló para convencer a su hijo Washington, un prometedor ingeniero, que el puente sí se podía construir.

Trabajando juntos al inicio, padre e hijo desarrollaron los conceptos de cómo podía lograrse y cómo se podrían sobreponer a los obstáculos. Con gran emoción e inspiración y la idea de un gran reto frente a ellos, contrataron su equipo y empezaron a construir su puente soñado.

El proyecto empezó bien, pero a solo unos pocos meses de iniciado, un trágico accidente en el lugar cobró la vida de John Roebling. Washington se lesionó y quedó con cierta parte de su cerebro dañado, lo cual resultó en que no pudiera caminar ni hablar más, ni siquiera moverse.

“Se los dijimos”, “hombres locos y sueños locos”, “es estúpido perseguir visiones salvajes”. Todos tenían un comentario negativo que hacer y sentían que el proyecto debía ser desechado porque solo Roebling y Washington sabían cómo debía ser construido el puente.

A pesar de su discapacidad, Washington nunca se desanimó y aún tenía un deseo ardiente de terminar el puente y su mente seguía tan lúcida como siempre. Trató de inspirarse y pasarle su entusiasmo a algunos amigos, pero éstos estaban muy intimidados por el proyecto. Mientras se encontraba acostado en su cama de la sala del hospital, con el sol penetrando por la ventana una suave briza sopló las suaves cortinas blancas, apartándolas, y él pudo ver el cielo azul y las copas de los árboles por un momento.

Parecía que había un mensaje para él para no darse por vencido. De repente lo asaltó una idea. Todo lo que podía hacer era mover un dedo y decidió hacer el mejor uso de él. Moviéndolo empezó a desarrollar un código de comunicación con su esposa.

Tocó a su esposa con su dedo indicándole que quería que llamara los ingenieros de nuevo. Luego utilizó el mismo método de rozar el brazo de su esposa con su dedo para indicarle a los ingenieros lo que quería. Parecía tonto, pero el proyecto estaba en camino de nuevo.

Durante 13 años Washington dictó las instrucciones con su dedo, rozando el brazo de su esposa, hasta que el puente fue finalmente terminado. Actualmente el espectacular Puente de Brooklyn se irgue en toda su gloria como un tributo de triunfo al espíritu indomable de un hombre y su determinación de no ser derrotado por las circunstancias. Es también un tributo a los ingenieros y su equipo de trabajo y a su fe en un hombre que fue considerado loco por mucha gente. Se levanta también como un monumento tangible al amor y devoción de su esposa quien por trece años decodificó los mensajes de su esposo y le dijo a los ingenieros lo que tenían que hacer.

Tal vez éste sea uno de los mejores ejemplos de una actitud de nunca darse por vencido, que supera una terrible discapacidad física y logra una meta que parece imposible.

Con frecuencia cuando enfrentamos obstáculos en nuestra vida diaria nuestros problemas se ven muy pequeños en comparación con lo que otros deben enfrentar. El Puente de Brooklyn nos muestra que los sueños que parecen imposibles pueden ser realizados con determinación y persistencia, no importa cuáles sean las probabilidades.

UNA HISTORIA, UNA REFLEXIÓN

Una historia, una reflexión

Un frágil anciano se fue a vivir con su hijo, su nuera y un nieto de 4 años de edad. Las manos del anciano temblaban, su vista estaba nublada y sus pasos eran tambaleantes. La familia comía junta en la mesa, pero las temblorosas manos del anciano y su deficiente vista le hacían difícil comer. Los frijoles saltaban de su cuchara al piso, cuando tomaba el vaso la leche se le derramaba en el mantel. El hijo y la nuera se irritaban por el desorden.

“Tenemos que hacer algo con el abuelo, dijo su hijo”. “Ya es suficiente con la leche derramada, el ruido que hace al comer y la comida tirada en el piso”. Así que el matrimonio colocó una pequeña mesa en la esquina. Ahí el abuelo comía solo, mientras la familia disfrutaba de la cena. Como el abuelo había quebrado unos dos platos, le servían la comida en un tazón de madera. Cuando la familia miraba en la dirección del abuelo, algunas veces tenía una lágrima en sus ojos, por sentirse solo. Y todavía, las únicas palabras que el matrimonio tenía para el anciano eran duros regaños cuando botaba un tenedor o regaba la leche.

El niño de 4 años miraba todo esto en silencio. Una tarde antes de la cena, el padre notó al niño jugando con trozos de madera en el piso. Dulcemente le preguntó “¿Qué estás haciendo?”, dulcemente el niño le respondió “Oh, estoy haciendo una taza de madera para usted y para mamá, para darles la comida cuando yo crezca”. El niño sonrió y continuó con su trabajo. Las palabras golpearon de tal manera a los padres, que quedaron sin palabras.

Esa tarde, el esposo tomó la mano del abuelo y lo condujo nuevamente a la mesas de la familia. Por el resto de sus días, comía todos los alimentos con la familia y por alguna razón ni al esposo ni a la esposa parecía preocuparles cuando dejaba caer un tenedor, cuando derramaba la leche o ensuciaba el mantel.

La moraleja del autor de la historia es que los niños son marcadamente perceptibles, están siempre observando y escuchando y sus mentes siempre procesan los mensajes que absorben. A nosotros debe servirnos para reflexionar sobre el valor de esas personas tan especiales que son los ancianos, el amor y reconocimiento que les debemos, sin olvidar que ese es el destino de todos.

 

UNA RUTA PARA LOGRAR CASI TODO LO QUE DESEE

UNA RUTA PARA LOGRAR CASI CUALQUIER COSA QUE DESEE

Decida exactamente qué es lo que usted quiere y establezca una meta bien formulada.

Resultado versus proceso

Con plazo versus sin plazo

Deshágase o resuelva cualesquiera deseos en conflicto con su deseo original y su meta.

Escogiendo los mejores intereses

De manera repetida y efectiva comuníquele su deseo a su mente subconsciente.

Con una visualización clara y vívida y claridad de comunicación

De forma inspirada actúe diariamente.

De la forma más natural y sin demostrar excesivo esfuerzo. Es decir, disfrutándolo.

Siga el curso de las correcciones

Elija la vía más rápida.

una_ruta_para_lograr_casi_todo2

PRACTIQUE LA AMABILIDAD Y CAMBIE LAS COSAS

Por: Félix Miranda Quesada
Desarrollo Personal y Positivismo

Pensar que nunca será necesario utilizar “la fuerza” o tener que ejercer el poder legítimo en su accionar, puede contener algo de ingenuidad. Por ejemplo, los padres ejercen su autoridad para educar a los hijos, los jefes sancionan a sus empleados cuando violan las reglas establecidas en la empresa, causándole algún perjuicio a ésta. Los gobiernos aplican leyes a los ciudadanos que cometen algún ilícito.

Pero hay algo que es innegable; existe un poder superior al poder de la fuerza, ese es el poder de la amabilidad, de la bondad. Antes de cualquier posibilidad de confrontación, de sanción o de rigurosidad, decídase a actuar mediante la persuasión, porque ésta siempre necesitará de amabilidad, bondad y buen trato.

Cuando una persona es formada, educada, guiada y tratada con amabilidad, atesorará ese trato y lo convertirá en una firme convicción de vida y lo transmitirá incansablemente a otras personas, generando un cambio generacional. Este cambio se torna en un encadenamiento cultural tan poderoso, que ayuda hasta a convertir enemigos en aliados.

La amabilidad es contagiosa

Se cuenta de un Coronel Americano, piloto, quien en la Alemania de la post guerra en Berlín fue rodeado por un grupo de niños hambrientos, en lo que una vez fue una Alemania próspera. Los niños pedían alimento o algo de comer. Como no tenía alimento para casi 30 niños, sacó dos gomas de mascar que tenía y se las dio a un par de niños. De ahí le nació una gran idea; la próxima vez dejó caer alimento, chocolates y goma de mascar en la zona bloqueada de Berlín. Cuando sus superiores supieron lo que él y otros pilotos estaban haciendo, hubo una reprimenda por estas acciones no autorizadas. Pero un General los defendió y los animó a seguir con esta práctica. Muy pronto las compañías de dulces estaban proveyendo de barras de chocolates y goma de mascar por toneladas.

La Amabilidad Pásala

La amabilidad cambia vidas

La historia pone en boca de este Coronel las siguientes palabras: “No fue el chocolate. Fue la esperanza”. Los niños y sus desesperados padres fueron alentados a creer que las cosas serían mejor para ellos algún día.

De acuerdo con los historiadores de la época, los dulces y alimentos lanzados por iniciativa de este coronel fueron clave para cambiar la actitud de los alemanes hacia sus entonces recientes enemigos de la guerra.

Seguro hay muchas personas a quienes tenga que darles ese trato amable para cambiar una actitud de amargura; para evitar un conflicto o para llenar un vacío. Tal vez ya no sean niños esperando alimento o dulces, sino necesitando un trato amable y usted sea el llamado a proveerlo. Al hacerlo no puedo extenderle garantía escrita de lo que sucederá, pero sí le puedo garantizar que no le hará daño a nadie. Tal vez, convierta un enemigo en un amigo.