CUIDE SUS PALABRAS

Moralejas de una historia. He aquí la historia que alguien contó:

Estaba en fila en un mostrador y no pude evitar escuchar la conversación entre dos personas frente a mí. Al principio se quejaban de lo larga que era la fila, luego se quejaron de lo lenta que era la chica del mostrador, después se quejaron sobre la cantidad de cosas que tenían las personas que estaban frente a ellos. Además, se quejaron porque las personas no tenían listas sus carteras cuando llegaba el momento de pagar.
Cuando se les terminaron sus quejas sobre la tienda, empezaron a quejarse de sus vidas. Uno de ellos se quejaba de su dolor de espalda, el otro de que se había dañado su pierna. Luego se quejaron del trabajo, y así continuaron.

Simplemente se escuchaban como dos personas miserables sin tener idea de que están haciendo sus vidas más difíciles. Quejándose ponen su atención y enfoque en lo que está malo. Se fijan en todo lo que al presente está mal o no está trabajando en sus vidas. Y de estar constantemente enfocándose en lo que está incorrecto se mantienen atrayendo más y más negatividad a sus vidas.

Entre más piense sobre lo que está mal, piensa más en lo que no le gusta, entre más se fije en lo que no tiene, más se quejará y atraerá situaciones negativas. Así que no fue sorpresa para mí cuando las dos personas frente a mí empezaron a quejarse acerca de todo lo que estaba mal físicamente y lo que estaba mal en sus vidas.

Cuando usted se enfoca en lo que está mal en un área, la energía negativa se extiende para otra área y las cosas empiezan a derrumbarse en todas las áreas de su vida. Eso ocurre porque usted crea más y más energía negativa. De seguro, las cosas no pueden ser de la forma que usted quiere que sean en este momento. Pero, su vida actual es el resultado de sus pensamientos y creencias pasadas.

Su vida futura, su vida en los próximos 3 o 6 meses serán el resultado de sus pensamientos y creencias actuales. Escoja tener los pensamientos y creencias correctos y tendrá una mejor vida dentro de 3 o 6 meses o, quizás, antes.

Cuide lo que dice

Las palabras pueden ser causa de nuestra caída

Ahora que leyó esta historia…

¿Se le hizo común a lo que observa diariamente? ¿Quizás usted mismo ha incurrido una y otra vez en esa actitud? Es hora del cambio. Sí, un cambio que usted puede lograr, escogiendo sus palabras adecuada y cuidadosamente. Preste atención a lo que dice y escoja las palabras que reflejen lo que usted realmente quiere, porque lo que usted dice es el reflejo de lo que piensa y lo que quiere. Si se vive quejando o hablando de las cosas negativas, está permitiendo más energía negativa y ésta atraerá más situaciones negativas a su vida. La energía negativa atraerá más situaciones negativas y personas negativas a su vida.
Así que debe prestar atención a lo que dice, cambiar pensamientos y creencias, y evitar quejarse. Cuando haya realizado este proceso usted habrá cambiado la forma de ver las cosas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>