Tag Archives: vivir plenamente

Algunas ideas para una vida plena –No es dinero –

Algunas ideas para una vida plena –No es dinero –

Cuando se habla de una vida plena, es común que la mayoría de las personas piensen en el dinero, en la abundancia de éste. Y, aunque la ley de la abundancia permite tener lo necesario para la satisfacción de nuestras necesidades y aún más allá, no es ese el centro de una vida plena.

Una vida realmente satisfactoria requiere de pequeñas cosas que hacemos o debiéramos hacer. Cosas que ayudan grandemente, más aún que el dinero. A usted también pueden ayudarle. Aquí algunas de esas cosas importantes para una vida mejor, una vida feliz.

Mostrar siempre agradecimiento. Todos los días hay razones para ser agradecidos y debemos mostrar ese agradecimiento siempre, con palabras y con hechos y siempre con sinceridad. Cuando lo hacemos, nuestra satisfacción es grande.

Ocupémosnos de las cosas y las personas que valen la pena. Con frecuencia distraemos nuestro tiempo y nuestra atención en cosas y personas que no requieren nuestra atención y nos despreocupamos de aquellas personas y aquellas cosas que sí valen la pena, que nos hacen sentir bien, que nos llenan con sus actitudes. A  estas cosas y personas deberíamos prestarles nuestra máxima atención. Me refiero a cosas y personas como el diálogo de un adulto, la sonrisa de un niño, la caricia del viento, el murmullo de un arroyo o el canto de las aves, o disfrutar el paisaje.

Vivir una vida plena no es difícil

Vivir una vida plena no es difícil

Alimentemos nuestro intelecto y nuestra mente mediante la educación. No solamente con una educación  formal como la Universidad  o la Escuela. Aprendamos por nuestra propia cuenta. Aprendamos todo lo que nos guste, que nos inspire y satisfaga. Leer un libro de nuestro agrado nos transporta en la mayoría de las veces a lugares no imaginados. Cuando hacemos estas cosas, la felicidad no es solo nuestra; también lo es de las personas que nos aprecian.

Nunca se dé por vencido. Reconozca sus errores y defectos y no se deje vencer ni gobernar por ellos. Sus virtudes son mayores que sus defectos y usted debe saberlo. Cuando logramos ver nuestros defectos y errores y nos sobreponemos a ellos, la satisfacción y alegría son grandes.

Háblese a usted mismo y dígase lo grandioso que usted es. No espere que nadie más se lo diga. Nunca hable mal de usted mismo. Si puede lograrlo enámorese de usted mismo. Al fin y al cabo, ya lo dijo el Maestro: amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Ahora sí. Piense en el dinero, pero hágalo de forma correcta. Recuerde que el dinero no debe ser la meta más importante. El dinero ayudará a nuestra felicidad solo sí hacemos lo que realmente nos gusta.

Y no se olvide del ejercicio; cualquiera que sea que le guste, hágalo. Si ya lo ha hecho o lo está haciendo, no tengo que decirle lo satisfactorio que resulta para el cuerpo y la mente ejercitarse.

Y qué de la música. Escoja la que a usted más le guste, escucharla lo hará feliz. A la vez, manténgase firme en sus creencias y disfrútelas.

Soñar. Sí, sueñe pero también crea en sus sueños. Sea un apasionado y no permita que nadie mate su pasión y sus sueños. No permita que nadie subestime sus sueños.

::::::::::::::::::::::::_____________::::::::::::::::::::::::